¿Cómo conservar el gasóleo agrícola?

Tu caldera a punto (también) en primavera
marzo 31, 2019
Tipos de calderas para calefacción
mayo 15, 2019

El año agrícola avanza, y con él las labores en el campo. Para acometerlas, se necesita disponer de suficiente gasóleo agrícola, también llamado gasóleo B o bonificado. ¿Qué le diferencia del gasóleo A? En realidad, las diferencias son mínimas, y tienen que ver con los gravámenes que soporta, a pesar de la falsa creencia de que el gasóleo B es de menor calidad y de ahí su menor precio. Esto es falso.

Piensa que, entre los gastos que soporta un agricultor, la partida de combustibles es uno de los más importantes y voluminosos. Durante todo el año se necesita una importante cantidad de gasóleo agrícola para trabajar la tierra. Por ello, la mayoría de los agricultores disponen de un depósito que llenan cuando lo necesitan con gasóleo agrícola a domicilio, y utilizan cada vez que requieren repostar.

Así las cosas, el combustible es el motor del agricultor. Sin el gasóleo B, no podrían trabajar toda la superficie. Por ello, cuidar el mantenimiento en almacén de este preciado bien es tan importante. No solo porque se juegan el rendimiento de la inversión en gasóleo agrícola, sino sobre todo porque un inadecuado combustible puede dañar los mecanismos de la maquinaria.

Con esto presente, la pregunta que sigue es lógica: ¿cómo mantener adecuadamente el buen estado del gasóleo agrícola en nuestros depósitos?

Como empresa de distribución de gasóleo agrícola a domicilio en León, os compartimos algunos consejos prácticos para mejorar el estado del gasóleo para tractores que se almacena en casa.

Consejos para mantener en buen estado el gasóleo agrícola y que no pierda propiedades

El depósito, una pieza clave

En estos años de experiencia en la distribución de gasóleos a domicilio, nos hemos encontrado con todo tipo de depósitos. Hay algo que tenéis que recordar: no vale cualquier depósito. No solo por el buen mantenimiento del contenido, sino por vuestra propia seguridad.

Los depósitos de gasóleo deben estar homologados, y siempre, siempre, instalados por profesionales. Del mismo modo, han de ser estos quienes revisen de forma periódica el buen estado del mismo. En caso de anomalías, puede influir en el rendimiento del gasóleo agrícola.

El entorno

¿Sabes a qué temperatura es inflamable el gasóleo? 60º. Sí, tan solo 60º. De ahí la importancia de mantener el depósito en un espacio alejado de cualquier fuente de calor excesiva. ¿Y en invierno? Seguro que estáis pensando que en León tenemos más peligro con el frío que con el calor.

El frío también es un enemigo del gasóleo acumulado en el depósito, ya que puede congelarse. Por ello, no es el mismo el gasóleo para agricultura que os distribuimos en verano que el que os llevamos a casa en invierno. Cada uno tiene una temperatura de congelación.

Del mismo modo, el entorno en el que almacenamos el gasóleo agrícola (y se aplica también al de la calefacción de casa) ha de ser el óptimo: un lugar seco, a una temperatura -como hemos visto- intermedia y alejado de polvo o partículas en suspensión, ya que estas pueden filtrarse al depósito si este no está bien sellado.

La maquinaria

La tercera pata para que nuestro gasóleo agrícola esté en buenas condiciones. Revisa de forma periódica el filtro de aire y el circuito de alimentación del motor. Conseguirás una maquinaria más eficiente con unos rendimientos de combustible mayores (con el ahorro que ello implica).

Otro hito para ahorrar más y hacer un uso más eficiente del gasóleo pasa por utilizar siempre los neumáticos con la presión adecuada.

Una vez ya hemos visto los elementos y consejos básicos para alargar la vida útil del gasóleo agrícola a domicilio, solo nos queda incidir en que tampoco es bueno mantener durante todo un año el mismo gasóleo en el depósito. La renovación es salud para tu combustible, y eficiencia para tu maquinaria.

Comments are closed.