El mantenimiento del depósito de la caldera de gasóleo

Calderas de gasóleo en los lugares de frío extremo
enero 28, 2021
Ayudas PAC 2020 -2021
Novedades en ayudas a la agricultura y la ganadería para el año 2021
marzo 30, 2021
como conservar y mantener los depósitos de gasoil

Este mes vamos a hacer un repaso sobre el mantenimiento y cuidado del depósito de la caldera de gasóleo, uno de los elementos más importantes para el funcionamiento adecuado de la caldera y para nuestros bolsillos.

Y antes de nada, advertir que Petroesla les recomienda contar con expertos profesionales para el mantenimiento de los aparatos de calefacción. Tanto la maquinaria propiamente como los elementos que la hacen funcionar, requieren ser tratados de forma segura para procurar no sólo el funcionamiento correcto, sino para asegurarse de que no van a producir daños en el hogar o a sus habitantes.

Si necesita información o ayuda para localizar profesionales cualificados que puedan ayudarles al correcto mantenimiento e instalación de aparatos o componentes de la calefacción de gasóleo, puede contactar con nosotros, y le facilitaremos todas las indicaciones que precise.

Lo que hay que saber sobre los depósitos de gasóleo

  • Existen varios tipos de depósito
    De pared simple: pueden ser de metal o de plástico. Suelen presentarlos en color blanco.
    De pared doble: suelen encontrarse en color verde o gris.
  • En cuanto a la normativa para su ubicación
    De pared simple: debe colocarse a 1 metro de la caldera (puede reducirse esta distancia a medio metro, pero construyendo un muro de separación entre caldera y depósito. Además, es obligatorio colocar una bandeja para evitar derrames de combustible en caso de fuga. En todo caso, estos depósitos no se fabrican para ubicaciones exteriores.
    Ubicación de los depósitos de pared doble
    : debe colocarse al menos a 0,5 metros entre la caldera y el depósito. Su diseño permite su ubicación en exteriores y no requieren la utilización de bandejas accesorias porque ya cuentan con una incorporada para la retención de posibles fugas de combustible.
  • Otros tipos de depósitos pueden encontrarse si no se requiere una gran capacidad. Y es que puedes optar por un depósito móvil si no requieres almacenar demasiado combustible.
  • Además, cuando el terreno lo permite, se puede hablar de depósitos enterrados o semienterrados.

 

El cuidado de los depósitos de gasóleo

Una vez sabemos qué tipo de depósitos existen y de qué tipo es el nuestro, vamos a pasar a enumerar los cuidados que puede necesitar para conseguir un cuidado óptimo de la caldera y un consumo eficiente y responsable del combustible.

  1. En caso de depósitos metálicos, el mantenimiento de la cubierta es un punto especialmente importante. Se recomienda que se efectúe una primera limpieza del depósito 10 años después de la construcción y después, cada 5 años.
    Es especialmente importante esta limpieza porque el metal, al contacto con el combustible y el agua condensada, generan lodos que pueden obstruir piezas vitales de la caldera.
    En este caso la limpieza que realizará el técnico consistirá en una limpieza con herramientas de alta presión y el pulido del interior del depósito.
  2. Si el depósito es de plástico, no requiere tanto mantenimiento ya que no se oxida. No obstante, para prevenir la acumulación de desperdicios en el fondo que puedan filtrarse al mecanismo de la caldera, se recomienda limpiar el depósito al finalizar el invierno.
    Os dejamos más información sobre esto y otros aspectos del mantenimiento de la caldera en el siguiente enlace.

Hay una última limpieza que será obligado realizar al depósito cuando éste se va a sustituir o retirar. Es muy importante que a la llegada al punto limpio el depósito esté libre de restos de combustible.