Los mejores consejos de Petroesla para conservación de la caldera de gasóleo

Nuestros mejores deseos para estas fiestas y el Nuevo Año
diciembre 15, 2021
Gasóleo C a domicilio en León
Temperatura ideal en el hogar
marzo 23, 2022

Durante estos años hemos intentado poner a vuestra disposición la mejor información y los mejores trucos y consejos para que vuestra caldera de gasóleo se conserve tan funcional como el primer día durante mucho tiempo.

Este mes, en el blog de Petroesla, os recopilamos los consejos más interesantes de todos los que os hemos dejado.

Esperamos que os sean de utilidad

 El cuidado de los depósitos de gasóleo

Cuando se trata del cuidado de los depósitos de gasóleo, como de cualquier maquinaria diesel, Petroesla siempre recomienda contar con expertos profesionales para su mantenimiento.

No obstante, hay algunos pasos que se deben conocer por los propietarios y propietarias para garantizar un funcionamiento adecuado de la caldera:

En caso de depósitos metálicos, el mantenimiento de la cubierta es un punto especialmente importante. Se recomienda que se efectúe una primera limpieza del depósito 10 años después de la construcción y después, cada 5 años.

Es especialmente importante esta limpieza porque el metal, al contacto con el combustible y el agua condensada, generan lodos que pueden obstruir piezas vitales de la caldera.

En este caso la limpieza que realizará el técnico consistirá en una limpieza con herramientas de alta presión y el pulido del interior del depósito.

Si el depósito es de plástico, no requiere tanto mantenimiento ya que no se oxida. No obstante, para prevenir la acumulación de desperdicios en el fondo que puedan filtrarse al mecanismo de la caldera, se recomienda limpiar el depósito al finalizar el invierno.

Os dejamos más información sobre esto y otros aspectos del mantenimiento de la caldera en el siguiente enlace.

Hay una última limpieza que será obligado realizar al depósito cuando éste se va a sustituir o retirar. Es muy importante que a la llegada al punto limpio el depósito esté libre de restos de combustible.

Cuidados de la caldera de gasóleo en zonas de frío extremo. Congelación de las tuberías de condensación.

Si tienes una caldera de condensación, sabes que éstas tienen una tubería de condensado. Esta tubería se encarga de llevar aguas producidas por el calor al exterior por un desagüe.

Las tuberías de condensado son los conductos que puedes encontrar, normalmente en el exterior justo encima de un desagüe. Como conducen agua y se sitúan en el exterior, puede ser muy habitual que en los momentos más fríos del año se congelen provocando su obstrucción y creando situaciones de riesgo de inundaciones a través de la caldera.

Si tu caldera se ha parado y crees que puede deberse a la congelación del conducto de condensación, puedes solucionarlo de varias formas:

  1. Vertiendo agua caliente (no hirviendo) sobre la tubería.
  2. Utilizando almohadillas térmicas.
  3. Cubriendo la tubería con botellas o paños calientes.
  4. Por otro lado, para prevenir la congelación de las tuberías de condensación de la caldera puedes:
  5. Reubicar la tubería: si está en el exterior y no te asusta realizar obra, puedes reubicar el conducto para que quede más resguardado de la intemperie.
  6. No apagues la caldera por la noche: mantén la calefacción al mínimo para que la tubería esté siempre caliente.
  7. Revisa el manual de tu sistema de calefacción: si los radiadores tienen la opción de reducir la cantidad de condensación, úsala.
  8. Busca un aislamiento adecuado para las tuberías en tu tienda de bricolaje habitual.

Cómo domotizar nuestra caldera

A día de hoy, existen varias formas de incluir “termostatos inteligentes” que permiten controlar los componentes de la calefacción de forma específica y separada, además de programar funciones y temperaturas diferentes en cada estancia.

Las tecnologías a nuestra disposición que permiten esta gestión eficiente son:

Termostato wifi

Los termostatos wifi son aparatos electrónicos que se componen de dos piezas, una se instala en la propia caldera y la otra, el termostato propiamente dicho, es el aparato que se sincroniza con el anterior y nos permite gestionar la actividad de la caldera.

Además, este termostato se conecta a la red wifi del hogar, lo que nos permite a su vez el control de la climatización a través de aplicaciones móviles.

Existen termostatos WIFI de marcas como Saunier Duval o Junker.

En este enlace os dejamos una selección de los mejores termostatos wifi en 2020.

Z-Wave

Z-Wave es el estándar internacional para la automatización sin cables de casas inteligentes. Por eso vas a encontrar que es el que presenta compatibilidad con un mayor número de fabricantes. Además, es útil para la domótica integral, es decir, encontrarás soluciones de domótica Z-Wave para seguridad, climatización, ahorro energético y otras aplicaciones.

Toda la información sobre fabricantes y compromiso con esta tecnología que cada vez es más importante a nivel global, la tienes en esta web.

No obstante, aunque Z-Wave y el termostato wifi son las más conocidas, existen otras tecnologías que deberás conocer para decidirte por la que más te convenga:

Momit

Permite el control de la calefacción domótica sin cables. Adecuado para sistemas de calefacción con un termostato general de dos hilos, o si hay zonas diferenciadas con electroválvulas y termostatos de dos hilos.

GSM

Sistema basado en telefonía móvil GSM. Apropiado para iniciar en remoto el sistema de calefacción. Alimenta eléctricamente la caldera a la que se conecta un pequeño receptor con una tarjeta telefónica.

Otros ofrecidos por fabricantes que han desarrollado su propia tecnología son Olimpia Splendid, Delta Dore, ABB, Vaillan o Zodiac.

Calderas en verano y consejos si vas a estar fuera de casa una temporada

Vayas a estar un tiempo fuera de casa o no, es importante saber que una buena actuación en verano previene problemas para tu caldera en invierno. Así que, te proponemos una lista de consejos para que puedas tomar decisiones para un mantenimiento correcto de la caldera en verano.

  1. Debes mantener tu caldera con un mínimo de gasóleo para garantizar su duración y proteger la mecánica tanto para agua caliente como para calefacción.
  2. Haz uso de los reguladores de presión y temperatura de tu caldera para ahorrar energía y garantizar la comodidad en su uso, sobre todo por niños.
  3. Aprovecha la época de verano para realizar las reparaciones que creas necesarias.
  4. Pon la calefacción en modo verano. Esto servirá para mantener el funcionamiento sólo para el agua caliente y no para calefacción.
  5. Si tienes este modo verano, no será necesario que cierres los radiadores, ya que no se van a calentar.
  6. Aprovecha este periodo para limpiar la caldera y ponerla a punto para la nueva temporada de frío.