La calefacción del hogar

Consigue dos entradas para el partido de la Cultural contra Real Sociedad B del domingo 3 de noviembre. Bases del Sorteo.
octubre 25, 2019
Hace frío y buscamos confort en las horas que pasamos en casa. ¿Qué alternativas existen hoy en día? ¿Cuáles son los sistemas de calefacción más eficientes o los más ecológicos? ¿Cómo puedo ahorrar dinero y tener calor en casa? Si quieres conocer los tipos de calefacción que existen y cuál es el que mejor se adapta a tu hogar, lee nuestro último artículo y sal de dudas.

Cuando llega el frío, sobre todo en las zonas más expuestas a la nieve, recordamos que no hace mucho, en los hogares españoles aún se vivía en torno al emotivo hogar. Una chimenea de piedra era el centro de la vida en la casa, normalmente situada en la cocina, conseguía que esta pieza de la vivienda fuera la más transitada a cualquier hora.

Esta hoguera, además, era la encargada de calentar toda la casa y para ello, tenía una construcción muy precisa que estaba muy arraigada en la arquitectura doméstica de los pueblos.

Pero aunque sigamos conservando algunos métodos de calefacción de siempre, tanto el clima como nuestras necesidades han cambiado. Nuestras casas o pisos se estructuran en torno a otros intereses, porque la calefacción ya no es un problema.

Los materiales de construcción también son distintos y nuestro modo de vida hace que nuestra relación con los elementos de la vivienda sea a veces incluso remota. La limpieza, el ahorro de dinero y de tiempo, son fundamentales hoy en día.

Además, en la filosofía de la actual sociedad existe un principio que nos exige el ahorro de energía en la medida de lo posible. Tecnologías que permiten graduar el calor o programar los tiempos de funcionamiento de los aparatos de calefacción son ahora fundamentales. El combustible es un bien precioso y hay que usarlo con responsabilidad.

A continuación, vamos a desglosar los tipos de calefacción entre las que podemos elegir y para qué situaciones se recomiendan o qué ventajas presentan.

Tipos de calefacción disponibles actualmente

Calefacción eléctrica

  • Radiante: funciona gracias a una red de tuberías plásticas instalada bajo el suelo. Recomendable para las zonas más frías, su gasto energético es muy bajo. El principal inconveniente es su precio, la instalación de este sistema supone una inversión muy importante.
  • Bomba de calor: son sistemas de aire acondicionado con función de frío o calor. Aunque es un es un sistema cómodo que permite programar el funcionamiento y elegir la temperatura, sólo sería óptimo en zonas con clima cálido e inviernos suaves.
  • Emisores termoeléctricos: son los conocidos como radiadores de aceite. No requieren instalación y al apagarlos siguen desprendiendo calor durante horas. Muy prácticos para calentar habitaciones pequeñas durante su uso.
  • Convectores eléctricos: calientan el aire a través de unas resistencias enchufadas a la corriente eléctrica así que, como el resto de los sistemas eléctricos, aumentan la factura mensual de la luz.
  • Estufas: no requieren instalación ni inversión previa, y tienen una gran capacidad calorífica. Además, no consumen demasiado, por lo que resultan económicas.


Calefacción por gas y gasóleo

  • Caldera de gas: son uno de los tipos de calefacciónmás eficientes y cómodos. Su mayor inconveniente es que no en todos los lugares existe la posibilidad de obtener este combustible.
  • Caldera de gasóleo: son una buena opción para zonas frías y alejadas de grandes ciudades donde no se distribuye gas natural. Algunas de sus ventajas:
    • Calientan más rápido.
    • Tienen una gran potencia calorífica, así que, por ejemplo, el agua sale caliente casi al momento.
    • No hay costes fijos de suministro, únicamente se paga por la compra del gasoil.

Entra en el enlace siguiente para conocer los tipos de caldera de gasóleo.

  • Radiadores de agua: exige la instalación de radiadores, lo que aumenta la inversión inicial. Se trata de un sistema que puede dar servicio sólo a una casa o a un edificio.


Calefacción geotérmica

Es un método ecológico que explota la energía del subsuelo. Su principal inconveniente es que requiere una importante inversión en instalación.

Calefacción por biomasa

Se consigue por la combustión de materiales orgánicos como la madera o los pellets. Dentro de este grupo destacan las estufas de pellets por su mayor poder calorífico y autonomía.

Calefacción solar

Permite aprovechar los rayos del sol para convertirlos en energía eléctrica o térmica y, por tanto, en calor que puede utilizarse tanto para la calefacción como para calentar agua. Existen dos tipos de aprovechamiento:

  • Energía solar térmica: convierte la radiación solar en energía térmica.
  • Energía fotovoltaica: convierte la radiación solar en energía eléctrica.

Petroesla, especialistas en gasóleo

Y como nosotros somos especialistas en gasóleo, os dejamos a continuación algunos trucos para sacar el máximo partido a tu caldera y ahorrar en combustible:

Número 1: comprueba que el quemador de tu caldera de gasóleo está limpio, sin obstrucciones en la tubería de alimentación y cambia la boquilla a menudo.
Número 2: cuida que la temperatura de mantenimiento de la caldera de gasóleo se encuentre entorno a los 60° ya que a una temperatura más baja la caldera puede sufrir daños.
Número 3: revisa el termostato de tu caldera de gasóleo. Los termostatos programables suponen un ahorro considerable.
Número 4: usa una llave termostática para gastar menos en las habitaciones que menos uses.
Número 5: instala sólo el número de radiadores necesarios para el tamaño de tu casa, no más.

También puede interesarte nuestro artículo sobre mantenimiento óptimo de las calderas de gasóleo.

 

Fuentes:

https://tesy.es/blog/tipos-de-calefaccion/

https://www.instalacionescaceres.com.es/blog/ahorrar-calefaccion-gasoil-1551197555.html

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *